Consagraciones episcopales y Patriarcado Católico Bizantino

Leopolis, 05 de mayo 2011

 

Bajo el comunismo, en los años 1946-1990, la IGCU (Iglesia Griego-Cátolica Ucraniana) en la URSS, se hallaba en las catacumbas.

En 1996, L. Husar, un obispo excomulgado durante 17 años que vivió toda su vida en Occidente, fue nombrado ilegalmente como sucesor de gravemente enfermo Cardenal Lyubachivskyi contra la voluntad de tres Metropolitas de IGCU.

En 2002, en el monasterio Basiliano en Pidhirtsi comenzó una misión bendecida. En 2004, por un decreto secreto № 399/2003 del 6 de agosto de 2004, Husar se dirigió a las autoridades estatales de Ucrania con la solicitud de la deportación de Ucrania de los monjes de Pidhirtsi.  En 2006, Husar escribió un libro “Conversaciones con Su Beatitud L. Husar: Al cristianismo postconfesional”, en la cual predica varias herejías, que niegan la doctrina fundamental de la Iglesia.

El 3 de marzo de 2008, fue hecha pública la consagración episcopal de cuatro monjes del monasterio Basiliano de Pidhirtsi. Esto fue avisado al Santo Padre junto con una explicación de que este paso había sido hecho en una situación de emergencia y para el beneficio de la IGCU. A causa de la predicación abierta de herejías por Husar, se ha creado la situación de emergencia en Ucrania, parecida a la situación de emergencia bajo el comunismo, cuando los católicos ortodoxos fueron perseguidos y la Iglesia estaba en las catacumbas. Por la razón de la situación de emergencia, era necesario eludir el procedimiento eclesiástico y recibir la consagración episcopal como fue conferido en el tiempo comunista. Cuatro obispos propusieron una visita personal al Santo Padre, durante la cual le avisasen todos los detalles de la ordenación, incluyendo las fotografías documentales del rito de la ordenación. Sobre la consagración episcopal de cuatro Basilianos, fueron informados también muchos obispos católicos y el público en toda Ucrania. El Santo Padre no había excomulgado a nadie de estes cuatro obispos ni tampoco les había castigado por causa de esta no-observancia del procedimiento eclesiástico. Esta reacción del Santo Padre era diferente de la reacción de su predecesor, quien inmediatamente excomulgó a los obispos consagrados por Monseñor Lefebvre. El silencio del Papa, en el caso de las consagraciones episcopales en Ucrania, se tomó como un consentimiento. Naturalmente, los nombres de los obispos consagrantes, las circunstancias y el tiempo de las ordenaciones no fueron anunciados a los apóstatas. Ya durante un largo periodo de tiempo, ellos habían tenido una triste experiencia de malas acciones de sus oponentes, mediante las cuales eliminan todo lo divino en la Iglesia. Poco después de la publicación de las consagraciones episcopales, fueron consagrados dos obispos más, y todos ellos se unieron con otros dos obispos consagrados en el tiempo comunista. Así surgió el Sínodo ortodoxo de la IGCU (Iglesia Griego-Cátolica Ucraniana), como un contrapeso del Sínodo oficial apóstata de la IGCU. Por la causa de muchas intrigas de la parte de la jerarquía oficial e incluso de su manipulación de las autoridades estatales, el Sínodo ortodoxo se sintió obligado de establecer la rama ortodoxa del IGCU, bajo el título de la IOGCU (Iglesia ortodoxa Griego-Cátolica Ucraniana).

El 5 de abril de 2011, debido a la creciente crisis en la Iglesia, el Sínodo ortodoxo de los obispos declaró el Patriarcado Católico Bizantino, cuyo ámbito de actuación va más allá de los límites de la Iglesia ucraniana, y lo se hizo una alternativa ortodoxa tambián para los católicos ortodoxos del rito latino. ¡La fundación del Patriarcado tiene la razón muy importante, a saber: la defensa de la doctrina ortodoxa y la moral en toda la Iglesia Católica! Desde el 1 de mayo de 2011, la estructura oficial de la Iglesia Católica perdió esta función y ya no es competente ejercitarla, porque atrajo sobre sí misma la pena de Dios más severa – la anatema – por la elevación del espíritu de Asís – el espíritu del anticristo – al altar de la Iglesia.

 

Los Obispos del Sínodo de UOGCC

 

+ Markian, OSBMr

+ Samuel, OSBMr

+ Basilio,  OSBMr

 

Elige lengua

Buscar

Palabra de la vida

“Vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros, porque toda la Ley en esta sola palabra se cumple: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”.”

Gl 5, 13-14 (desde 16-6-2019 hasta 30-6-2019)

Reflexión sobre la Palabra de Dios