El apóstata Francisco

En Río de Janeiro se celebró la Jornada Mundial de la Juventud con la presencia del representante de la Iglesia Católica: Francisco.

El espíritu que dominó la atmósfera de la Jornada Mundial de la Juventud era un espíritu de impureza, neopaganismo y homosexualidad. Esto fue evidenciado por la música, el baile de los obispos, los gestos y discursos. Por su mal ejemplo y por sus palabras, el apóstata Francisco prácticamente dio su bendición a todas las influencias destructivas hoy en día, es decir a la homosexualidad, el ocultismo y la impureza. Este es un signo visible del espíritu del anticristo. Él no dijo una sola palabra para advertir a los jóvenes del peligro de autogenocidio como resultado de la homosexualidad, la justicia de menores, las drogas, la música decadente, implantación del chip o la eutanasia.

Descargar: Declaración de anatema contra Francisco Bergoglio

 

Elige lengua

Buscar

Palabra de la vida

“Mientras vivíamos en la carne, las pasiones pecaminosas, estimuladas por la Ley, obraban en nuestros miembros llevando fruto para muerte. Pero ahora estamos libres de la Ley, por haber muerto para aquella a la que estábamos sujetos, de modo que sirvamos bajo el régimen nuevo del Espíritu y no bajo el régimen viejo de la letra.”

Ro 7, 5-6 (desde 24-3-2019 hasta 7-4-2019)

Reflexión sobre la Palabra de Dios