Francisco “iridiscente” y una profanación de la cruz

26 de octubre de 2018

Tanto el público católico como el mundial están escanzalizados por el gesto de Francisco en el Sínodo de los obispos en el Vaticano. El 17 de octubre, Francisco se colgó al cuello una cruz iridiscente donde Cristo es reemplazado por el simbolismo de LGBTQ del arco iris. Los obispos y cardenales presentes, siguiendo su ejemplo, también se colgaron al cuello las cruces iridiscentes. Así demostraron unidad con Francisco en promover la desviación LGBTQ. Todo el mundo sabe lo que significa hoy un símbolo del arco iris. Tal vez nadie se sorprendería si el Sínodo terminara con un desfile Vaticano del orgullo gay.

El 23 de octubre de 2018, el cardenal Tagle dijo: “El respeto humano de la Iglesia hacia las personas, cualquiera que sea su orientación sexual, fue muy discutido. Tengo el presentimiento de que ‘LGBTQ’ estará en el documento final del Sínodo sobre los jóvenes”.

En el espíritu del Sínodo, el cardenal Tagle desechó la realidad del pecado y usó un término “inocente” de “orientación sexual”. Insinuó indirectamente que el objetivo principal del Sínodo es cambiar el pensamiento católico sobre la sodomía y aceptar las perversiones sexuales como estándar. La ley de Dios y los mandamientos de Cristo son así eliminados. ¡Es una rebelión abierta contra Dios!

Declaración relativa a la profesión de los obispos de Kazajistán

7 de enero de 2018

El 31 de diciembre de 2017, el arzobispo Tomash Peta, el obispo auxiliar Athanasius Schneider y el arzobispo emérito Jan Pawel Lenga publicaron una declaración en respuesta a la aprobación por parte de Francisco de las directrices pastorales emitidas por los obispos bonaerenses que degradan la Sagrada Comunión y el sacramento del matrimonio.

La declaración de los obispos de Kazajistán, así como la declaración de cuatro cardenales contra la Exhortación Amoris Laetitia —que también fue objetada por varios signatarios de la llamada “Corrección”— son un llamamiento a Francisco para que corrija sus enunciados por las cuales socava los dogmas de la Iglesia Católica.

La Bula dogmática del papa Pablo IV protege al papado contra el abuso. Si un papa ha cometido herejía, es excomulgado de la Iglesia bajo la bula dogmática Cum Ex Apostolatus Officio y las Escrituras (véase Ga 1, 8-9).

Hay una pregunta esencial a la que se enfrentan todos los obispos y sacerdotes: ¿Es Francisco un Papa válido o no?

¿Es herética la Exhortación Amoris Laetitia?

El 8 de mayo de 2016

A los obispos de la Iglesia Católica

La exhortación apostólica de Francisco, de 260 páginas, ha causado gran conmoción. Los liberales la elogian. El cardenal Kasper dijo que señalaría el inicio de la mayor revolución en la Iglesia de los últimos 1500 años. En contraste, especialmente las organizaciones familiares han calificado el documento como herético ¡que promueve la destrucción de la moral cristiana y de la familia! La culpa de la situación desastrosa en la Iglesia hoy en día recae sobre:

1) Francisco Bergoglio

2) las raíces envenenadas del Vaticano II

Ad 1) La exhortación herética Amoris Laetitia pretende socavar la doctrina católica en lo que se refiere a la indisolubilidad del matrimonio sacramental, la anticoncepción, métodos de inseminación artificial, la inmoralidad homosexual, “la esquizofrenia de género”.

Amoris Laetitia en todo el capítulo ocho (párrafos 291-312) presenta una interpretación confusa de la doctrina católica, por lo que la conciencia de la naturaleza y de los efectos del pecado mortal desaparece por completo. En lugar de formulaciones claras Francisco utiliza un lenguaje ideológico y presenta citas selectivas y engañosas de los documentos eclesiásticos anteriores.

El “Papa” Francisco un terrorista espiritual y anticristo

25 de marzo de 2016

Congregación para la Doctrina de la Fe

Ciudad del Vaticano

Hay terrorismo físico y el terrorismo espiritual. El que prepara las condiciones para el terrorismo de masas tiene mayor culpa que el que es culpable de terrorismo físico. ¡Y esto es lo que está haciendo Francisco! Él prepara la destrucción del cristianismo y de la civilización europea. El mundo entero está conmocionado por los crímenes de los islamistas en París, Colonia y ahora en Bruselas; sin embargo, Francisco cínicamente sigue promoviendo la islamización. Esta vez él hizo un gesto de besar los pies de los islamistas en lugar de centrar la atención en Cristo y Su muerte redentora en la cruz durante las mayores fiestas cristianas.

Francisco es un anticristo; él dice que nosotros, los musulmanes y los hindúes tienen el mismo dios. ¿Significa esto Alá o Shiva u otros dioses hindúes (demonios)? El apóstol Juan escribe: Este es anticristo, el que niega al Padre y al Hijo”.

La respuesta al llamamiento del pseudo Papa Francisco

8 de septiembre de 2015

 

¿Cuál es el propósito del llamamiento del pseudo Papa para acoger a los inmigrantes? ¡La islamización de Europa! Primero creó la impresión de que la cuestión de los inmigrantes trata de la ayuda a las familias cristianas que lo necesitan. Cuando la realidad demostró que no se trataba de los cristianos, el clero inmediatamente inventó una explicación diciendo que a los cristianos no les debe importar a quien ayudan. Deben ser ―según cardenal Duka― como el buen samaritano y ayudar a quien quiera. El clero deliberadamente ocultó a ellos el hecho de que el fruto sería la autodestrucción ―tanto de ellos mismos como de sus parientes más próximos.

Una actitud verdaderamente patriótica hacia la ola de los inmigrantes artificialmente inducida tiene el presidente checo: “¡Ni un solo inmigrante, de lo contrario, se iniciará una avalancha!” Distinguir a quién ayudar y a quién no, como sugiere el clero, es una trampa y pérdida. Teóricamente, se puede distinguir entre una familia de refugiados y un asesino del grupo terrorista islámico, pero distinguirlo en la práctica es una utopía.

Francisco I aprueba el transexualismo

el 19 de abril de 2015

Secretaría de Estado del Vaticano

 

El Tratado de Lisboa, que es una Constitución común de Europa cristiana apóstata, legaliza los llamados derechos de las minorías sexuales. Se refiere a los homosexuales, pedófilos, transexuales, sadomasoquistas, zoófilos y otros. La homosexualidad ha sido declarado abiertamente la prioridad de la política exterior de Estados Unidos. Las naciones que no la aceptan son sancionadas.

Estas perversiones sexuales son los frutos de la nueva forma de pensar basada en cristianismo apóstata que aprueba herejías que niegan la esencia de la enseñanza de Cristo y la inspiración de las Escrituras y que también aprueban el respeto a los paganos y sus demonios. La Palabra de Dios, por el contrario, señala con claridad y destaca en muchos lugares que ¡este mismo pecado causó guerras y el exilio de Babilonia! Así, el fruto de las herejías del neo-modernismo es el respeto a los paganos y sus demonios, y la consecuencia es la perversión sexual. “Ellos cambiaron la verdad de Dios por la mentira, y veneraron y rindieron culto a la creación antes que al Creador… Por esta causa, Dios los entregó a pasiones vergonzosas … los hombres cometiendo hechos vergonzosos con hombres”. (Romanos 1, 25f) “A pesar de que ellos reconocen el justo juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen en los que las practican”. (véase Francisco I) (Romanos 1, 32-2, 1)

Un llamamiento al ex Papa antes de la muerte

25 de marzo de 2015

Mons. Joseph Ratzinger

Ex Papa

Su Eminencia,

nos dirigimos a usted en este momento de la culminación de la Cuaresma cuando los cristianos fijan su mirada en la cruz de Cristo, acercándose al Viernes Santo —el día de la muerte de Cristo—, y luego al amanecer de la resurrección gloriosa de Cristo.

Siendo un joven teólogo, fue un asesor (perito) del Concilio Vaticano II. En 1982, fue nombrado por Juan Pablo II Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe (de importancia crucial entre las Congregaciones). En 2005, fue elegido Papa. En el tiempo cuando era un prefecto, sus oponentes le han llamado “cardenal de hierro” quien estaba a punto de efectuar un golpe en la Iglesia. A menudo nos referíamos a su libro „Informe sobre la fe”. Cuando usted se convirtió en Papa, estábamos convencidos de que usted iba a hacer la cosa más importante: comenzar la reforma en el ámbito de la ortodoxia e introducir un programa práctico de santidad destacando la vida de oración, la comunión, el arrepentimiento y el verdadero seguimiento de Cristo. La necesidad más urgente era hacer que la Iglesiase se convirtiera de nuevo en la sal y la luz del mundo, ¡incluso a costa del martirio de muchos!

Las preguntas fundamentales dirigidas al “papa” Francisco

10 de enero de 2015

Francisco Bergoglio

Ciudad del Vaticano

 

El primer mandamiento dice: “Yo soy el Señor tu Dios … No tendrás otros dioses delante de mí”. (Dt 5, 6-10) La transgresión del mandamiento implica el castigo hasta la tercera y la cuarta generación, mientras que su observancia trae gran bendición.

El primer mandamiento es el fundamento de los otros mandamientos: el respeto a los padres; prohibición de la matanza, fornicación, robo… El primer mandamiento exige adoración del Único Dios. Cualquier herejía que socava la fe en el misterio de Dios Uno y Trino es el pecado. Hoy en día, se trata de las herejías de la teología histórico-crítica —neomodernismo— que niegan la divinidad de Cristo, Su sacrificio redentor en la cruz y Su resurrección. Estas herejías también niegan todo lo que es sobrenatural, así como la propia inspiración de la Sagrada Escritura. El espíritu de la mentira comenzó a dominar en todos los seminarios y casi entre todos los teólogos a través de orgullo, lo que dio lugar a la apostasía masiva de la fe bíblica que había sido predicada por casi 2.000 años. Este punto de inflexión histórico vino después del Concilio Vaticano II.

Elige lengua

Buscar

Palabra de la vida

“¿No sabeis que si os someteis a alguien como esclavos para obedecerlo, sois esclavos de aquel a quien obedeceis, sea del pecado para muerte o sea de la obediencia para justicia?”

Ro 6, 16 (desde 2-12-2018 hasta 16-12-2018)

Reflexión sobre la Palabra de Dios